Semestre Cero, estrategia contra la deserción, se afianza en la USCO

Este programa mejora las competencias matemáticas y de comprensión lectora para garantizar la permanencia de los nuevos universitarios en el alma máter. Lo lidera la Vicerrectoría Académica con el apoyo de estudiantes de último semestre.

Para luchar contra la deserción y el bajo desempeño de los estudiantes del sistema nacional de educación pública superior, la Vicerrectoría Académica de la Universidad Surcolombiana comenzó la implementación, por quinto año consecutivo, del programa Semestre Cero a lo largo del primer periodo académico de 2020.

Aunque las clases iniciaron el pasado lunes 2 de marzo, los nuevos alumnos de la Surcolombiana comenzaron su periodo de inducción y la primera etapa del Semestre Cero desde el pasado 17 de febrero.

Este programa, que comenzó a llevarse a cabo en 2017, refuerza las habilidades transversales en matemáticas y lecto-escritura para evitar la deserción y el bajo rendimiento académico, en este caso, de los 1.194 jóvenes que iniciaron su vida como estudiantes de la USCO hace pocos días.

Alejandra Celis, coordinadora de Semestre Cero, adscrito a la Vicerrectoría Académica de la Surcolombiana, explicó que el proyecto tiene dos etapas. La primera es la realización de talleres, dos semanas antes del inicio formal del semestre, cuando los nuevos surcolombianos comienzan a fortalecer las habilidades transversales mencionadas y realizan cursos de nivelación en los mismos aspectos.

En este primer momento los jóvenes aplicaron una prueba diagnóstica que le permitió a la Universidad medir las competencias básicas para trazar estrategias que faciliten potenciar las habilidades de los alumnos.

La segunda etapa corresponde a asesorías académicas brindadas por la universidad a lo largo de todo el semestre académico.

“Aunque no es obligación, sí es importante que la participación sea inexcusable debido a que al estudiante no se le cobra por los módulos ni por el tiempo de los monitores o por el espacio, sino que, al contrario, es un beneficio que la Universidad les otorga para evitar la deserción académica”, insistió.

Los monitores
Los encargados de orientar a los nuevos estudiantes son jóvenes de último semestre, fundamentalmente de los programas de Matemática Aplicada, Licenciatura en Lengua Castellana y Física, seleccionados por su destacado nivel académico; lo que, además, les permite vivir una experiencia de docencia universitaria.

“Ellos nos acompañan durante todo este proceso y se convierten en una parte fundamental del proyecto porque brindan la asesoría académica y personalizada a nuestros estudiantes”, dijo la Coordinadora del programa.

Por ello, invitó a toda la comunidad Surcolombiana de primer semestre y a los docentes del mismo nivel a vincularse y a hacer “parte de nuestro proyecto y, de esta manera, aportar a la permanencia y graduación de nuestros estudiantes”.

Dentro de las diversas actividades que realizaron en la primera etapa del Semestre Cero, durante las dos semanas previas al inicio oficial de clase, se celebró el Primer Concurso de Lectura en Voz Alta.

Otras Noticias