‘Antropología y Salud van de la mano’

En el Seminario Antropología y Salud, donde participan expertos de Colombia y México, se plantea la estrecha relación entre salud y el contexto socio-cultural de los pacientes. Irá hasta el próximo miércoles en el auditorio de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Surcolombiana.

Con la presencia de reconocidos profesionales comenzó este lunes en Neiva el Seminario Antropología y Salud, convocado conjuntamente por el Doctorado en Ciencias de la Salud de la Universidad Surcolombiana y el nuevo programa de Antropología de la misma alma mater.

Se trata de los profesores Luis Alberto Vargas Guadarrama, médico cirujano, investigador titular del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM- y de Hugo Portela Guarín, profesor del Departamento de Antropología de la Universidad del Cauca y director de Antropos, grupo de Investigación clasificación A.

En esencia, el Seminario plantea la existencia de un estrecho vínculo entre salud y antropología, y quienes trabajan en el primero de estos campos deben asumir la importancia de tener conocimientos en el segundo de ellos.

“Una de las cuestiones que nos parece fundamental en ciencias de la salud es cambiar el paradigma de que estamos acostumbrados a tratar enfermedades a entender que estamos tratando con personas, y lo que se busca es aliviar a la persona, no nada más la enfermedad”, explicó el profesor Vargas Guadarrama sobre la esencia de su ponencia en este evento.

La persona construye un padecimiento a través de su enfermedad o de su problema de salud, y lo que se trata de mostrar -en relación con la antropología- es cómo la cultura juega un papel importante en la manera de cómo se vive, se siente y se trata de resolver los problemas de salud. “Para eso, la antropología puede contribuir dando un marco teórico general de la manera de entender a la persona humana y atenderla”, explicó.

Por su parte, para el profesor Portela Guarín, esta perspectiva es clave porque en Colombia existe una diversidad cultural importante, pues las personas provienen de grupos socioculturales diferentes y, de tal manera, tienen concepciones sobre salud y enfermedad diferentes.

En el país no solamente está la biomedicina, sino, otras prácticas; y lo que busca la antropología -en este ejercicio- es conocer las lógicas de conocimiento que gobiernan no solo la biomedicina, sino, las otras prácticas para buscar una articulación con perspectiva intercultural que permita construir programas que garanticen el bienestar social y comunitario, que es el objetivo fundamental, detalló Portela.

La profesora Dolly Arias, coordinadora del Doctorado en Ciencias de la Salud de la Universidad Surcolombiana y convocante del Seminario, explicó que cuando se concibió este posgrado se entendió que la salud requiere un abordaje desde muchas disciplinas, pues esta se relaciona directamente con la vida “y no hay nada más complejo que es abordar la vida y la condición humana”.

De tal manera, dijo que suficiente literatura ha demostrado que la salud no debe ser algo de incumbencia solamente de las áreas de la salud, sino, de estar en diálogo permanente con las ciencias sociales y humanas; y esa es una de las razones por las cuales “consideramos pertinente que podíamos articularnos con el Programa de Antropología para la realización de este evento”.

Carlos Arturo Monje, jefe del nuevo programa de Antropología de la Universidad Surcolombiana, que comenzará a ofertarse en el segundo semestre del corriente año y también anfitrión, el evento es un diálogo interdisciplinar e intercultural que procura demostrar cómo las ciencias sociales pueden hacer un aporte a la salud y viceversa, y es un diálogo fecundo que beneficia el mejor estar y el mejor vivir de las comunidades.

Por eso, dice, este Seminario permite distanciarse “un poco de las ciencias biomédicas, de esa mirada unidisciplinar, para abordar al individuo en todas sus dimensiones: física, biológica, humana, social, cultural, y cómo las otras disciplinas contribuyen a ello; y las ciencias sociales también cómo nos nutrimos de sus diálogos con las otras disciplinas, en este caso, de la salud”, finalizó.

Otras Noticias