Search
miércoles 29 enero 2020
  • :
  • :

La SIC otorga una patente de invención para la USCO en beneficio de pacientes con diabetes

 

Con esta tecnología los pacientes con diabetes podrán calcular con mayor precisión los carbohidratos de los alimentos y obtener dosis de insulina más apropiadas en sus dietas, agregando que este dispositivo integra dos herramientas: cuantificación de carbohidratos y cálculo de dosis (también llamados bolos) de insulina.

A través de resolución No. 66439 del 25 de noviembre de 2019, la Superintendencia de Industria y Comercio otorga una patente de Invención a la Universidad Surcolombiana y a Cristian Camilo Polo Caquimbo,  titulada “Sistema y métodos para la determinación del contenido de carbohidratos de alimentos individuales o menús compuestos y la estimación de bolos de insulina”.

La patente es una herramienta médica no invasiva que determina sin pruebas destructivas el contenido de carbohidratos de alimentos individuales o menús compuestos a partir de su peso, mediante la interacción de una balanza electrónica con comunicación Bluetooth y un dispositivo inteligente; esta invención es además, la herramienta provee a los pacientes con diabetes de una estimación de las dosis de insulina apropiadas para sus ingestas alimenticias y/o la corrección de los niveles de glucosa en sangre.

La invención surgió en el 2013 como proyecto de grado de Cristian Camilo Polo Caquimbo, graduado del programa de Ingeniería Electrónica de la USCO, tras un  profundo análisis de una problemática desatendida en la población diabética usuaria de insulina, donde “no existía en la actualidad una tecnología de uso doméstico que permita cuantificar el contenido de carbohidratos en los alimentos”. El proyecto posteriormente, fue incluido en el programa de patentes de la VIPS en el año 2017 y apoyado para ser reconocida como una invención científica.

En términos cuantitativos, la tecnología ha sido probada en lo que respecta a la cuantificación de carbohidratos mediante un ensayo controlado por una profesional en nutrición sobre 25 voluntarios con resultados reveladores: se encontró que el error relativo en la estimación de carbohidratos de los participantes alcanzaba el -31.5%. A su vez, todos ellos manifestaron interés en adquirir la herramienta una vez estuviera disponible en el mercado.

 ¿Cómo nació la idea y quiénes hicieron parte de investigación?

Cristian Camilo Polo Caquimbo: La presente innovación es de mi autoría y en gran medida se debe a  mis vivencias como paciente con DIABETES TIPO I y mi experiencia en el manejo de la patología.

A este proyecto le brindaron acompañamiento los Ingenieros, Ricardo Quintero Rojas, egresado Ing. Electrónica USCO y Jesús David Quintero Polanco, docente Ing. Electrónica USCO; también participó Adriana Gómez,  Especialista Médica en Diabetes, quien fue clave para definición de la herramienta tecnológica, así como considero fundamental el apoyo de la Universidad Surcolombiana a través de la VIPS, para  solicitar la protección de los derechos de la propiedad intelectual ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

 

¿Que se espera con este importante logró?

Cristian Camilo Polo Caquimbo: Aunque los estudios han demostrado que la planificación de comidas es de gran importancia para los pacientes con diabetes, incluso los individuos bien entrenados encuentran difícil calcular con precisión los carbohidratos de sus alimentos, pues constituye una tarea especialmente compleja cuando las técnicas tradicionales de cuantificación (que se basan en comparaciones con patrones no estandarizados, como el tamaño de la palma de la mano o el puño) no logran superar la incertidumbre asociada a alimentos con formas y tamaños irregulares, tal como las frutas, leguminosas o el pan.

Al considerar que el recuento de carbohidratos realizado por el paciente es la base para determinar sus dosis de insulina, salta a la luz una problemática real y del día a día en las personas con diabetes, pues ¡comúnmente comemos más de tres veces por día! y una dosis de insulina superior a la necesaria puede conducir al paciente a la muerte en pocas horas o propiciar complicaciones futuras en ojos, corazón o riñones cuando la dosis es inferior a la requerida.

Por tanto, se espera poner al alcance de la comunidad insulino requiriente un aliado estratégico en el control de su glucosa sanguínea y así mejorar la salud de quienes padecen esta enfermedad que afecta los niveles de azúcar en la sangre.

 

Descargue la resolución de la Superintendencia de Industria y Comercio: 

 




Pin It on Pinterest