Search
lunes 6 julio 2020
  • :
  • :

La fiesta del alimento

Con el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación y Proyección Social de la Universidad Surcolombiana, Neiva realizó un programa piloto de mercados campesinos que busca apoyar a los productores en medio de la pandemia.

Uno de los puestos más llamativos del mercado que se instaló en el Parque de los Niños en Neiva el pasado viernes 19 de junio, con todas las medidas de bioseguridad e higiene, era el de Rigoberto Cachalla: el campesino, reinsertado a la vida civil tras la firma de los acuerdos de paz, cambió las armas por las gallinas y ahora pudo ofrecerlas a la población como parte de su nuevo proyecto de vida.

“Me está yendo muy bien, gracias a la Universidad Surcolombiana, cuya labor permitió que, en medio de esta pandemia, muchos de nosotros pudiéramos movilizar nuestros productos”, dice.

Cachalla es uno de los campesinos que participaron en este programa piloto de mercados campesinos, diseñado para apoyar a los productores a fin de que vendan sus cosechas y productos a un mejor precio. “Como universidad, trabajamos para apoyar a los más vulnerables de este sector, incluidos quienes se acogieron al proceso de reincorporación”, señala Hernando Gil Tovar, vicerrector de Investigaciones y Proyección Social de la Universidad Surcolombiana.

En el programa participaron entidades como la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), el Sena, la Gobernación del Huila, la Alcaldía de Neiva, la Agencia para Reincorporación y Normalización de Personas, la CAM, la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias y la Novena Brigada del Ejército Nacional.

Es un tema de articulación entre Empresa, Universidad y Estado, liderado por la USCO, la Alcaldía de Neiva y su Cámara de Comercio y en el que participaron 23 personas que hacen parte del sistema agropecuario del departamento”, explica Lina María Fierro González, directora administrativa de Proyección Social y Proyectos Especiales de la institución. Para ella, este programa piloto puede proyectarse para ser realizado cada 15 días, de manera que se ayude a un sector que ha sido muy golpeado por la crisis sanitaria del covid-19. “Es un apoyo de la USCO en pro y mejora del sector”, agrega.

El balance de este primer mercado campesino en medio de la crisis sanitaria fue positivo. “Ha sido un éxito y debe seguirse realizando, ya que favorece a una comunidad afectada por la pandemia”, concluye el vicerrector de Investigación y Proyección Social de la universidad.




Pin It on Pinterest