Search
miércoles 22 enero 2020
  • :
  • :

La estampilla pro-Usco

La aprobación de la estampilla pro-Universidad Surcolombiana por parte de la Asamblea Departamental, constituye un gran apoyo del departamento a la universidad pública de la región la cual se está asfixiando por la falta de recursos para su funcionamiento.

Ley Estampilla 1814

Todo comenzó con la Ley 30 de 1992 que les dio a las universidades públicas un presupuesto permanente y autonomía para autogobernarse. La presencia y cobertura de la educación pública superior ha venido subiendo progresivamente pero su presupuesto está estancado. Esto ha originado un déficit de profesores de planta, falta de mantenimiento de edificios y baja productividad investigativa principalmente.

Y es que estas universidades no pueden cubrir por sus propios medios el faltante en gastos de funcionamiento que cada año aumenta a un ritmo superior al de las transferencias que reciben de la Nación.

La desfinanciación en que actualmente se encuentra la universidad pública ha impulsado la búsqueda de fuentes alternas de financiación, además de la venta de servicios educativos.

Es aquí donde se han creado las estampillas que constituyen un gravamen cuyo pago obligatorio deben realizar los usuarios de algunas operaciones o actividades que se realizan frente a organismos de carácter público.

La Ordenanza departamental que autorizó la emisión de la estampilla pro desarrollo de la Universidad Surcolombiana tuvo algunos tropiezos, como el concepto jurídico desfavorable que alertaba sobre la inexistencia de la ley anterior (Ley 367/97) que era modificada por la Ley 1814 de 2016, la cual a su vez renueva la estampilla pro-desarrollo Universidad Surcolombiana.

A pesar de este tecnicismo jurídico, primó el derecho a la educación y la Asamblea Departamental ordenó reanudar el cobro de la estampilla por la suma de $300 mil millones de pesos. El apoyo de la Gobernación a esta iniciativa fue decisivo, así como la gestión del rector de la Universidad, doctor Pedro Reyes.

Estos recursos darán un nuevo aire a la USCO que tiene entre otros retos el de acreditarse institucionalmente, crear nuevas ofertas académicas y mejorar su presencia en el sur colombiano. (Dir. Grupo Nuevas Visiones del Derecho – Universidad Surcolombiana).

Por: German Alfonso López Daza




Pin It on Pinterest