Search
lunes 23 noviembre 2020
  • :
  • :

Etnobotánica en la vereda Las Delicias, en Acevedo Huila

El catálogo etnobotánico denominado “Plantas utilizadas en una comunidad de Acevedo, Huila”, producido por la Editorial Universidad Surcolombiana, contiene información sobre usos, distribución de las especies, descripciones botánicas, y una compilación de aproximadamente 125 especies botánicas que corresponden alrededor de 108 géneros y 61 familias de plantas con flores.

Este libro es producto de la tesis de pregrado de Jeison Herley Rosero Toro, bajo la asesoría de la docente Hilda del Carmen Dueñas, de la Universidad Surcolombiana, y Didac Santos, Profesor de la  Federal University de Pará, Belém (UFPA); y propone el reconocimiento de los saberes etnobotánicos que pueda tener una comunidad, en este caso particular de la vereda Las Delicias, en el municipio de Acevedo en el sur del Huila.

Su autor principal nos cuenta que “hablar de la comunidad en donde se realizó esta investigación, implica mencionar que son productores de café, y que a lo largo del tiempo han generado unas estrategias de sostenibilidad en donde han integrado sistemas de policultivos, cafetales con sombra, y han hecho cambios dentro de su mismo ecosistema para hacerlo más eficiente y así responder a sus necesidades propias, sin afectar su tradición cultural”.

Lo anterior implica que el proceso de trasmisión de conocimiento toma mayor relevancia cuando se piensa en cómo las comunidades rurales, no solo del Huila sino del país, se están sosteniendo y generando estrategias que van en pro de la protección de su cultura, ecosistemas y subsistencia; lo cual permite replantear el valor, y sentido, que se le está dando al campo.

 

Desarrollo investigativo

El trabajo de campo fue de aproximadamente un año. Se realizaron talleres, entrevistas, caminatas y etnobotánica. Fue un proceso con niños y niñas en la escuela de la vereda Las Delicias, el cual tuvo momentos de encuentro y acompañamiento en los que se compartieron aprendizajes y se formaron redes más sólidas. “Todo esto se realizó con el propósito de mostrar que la etnobotánica no es solo una extracción de conocimiento en donde llega el investigador y hace entrevistas para luego analizar la información y tomar decisiones que pueden repercutir en la forma como entendemos un lugar, sino que, la propuesta era que estas redes permitieran este producto elaborado a partir de sus creencias, de su cosmovisión y que desde allí pudieran hacer lecturas de su territorio”, menciona Jeison Herley.

Este catálogo etnobotánico contiene información sobre especies que la comunidad está utilizando y los usos que le dan a cada una, lo cual coopera con la protección de esos saberes culturales que tienen las comunidades rurales de todo el país, siendo Colombia uno de los más megadiversos que existen. Esta información permite conocer la biodiversidad que hay en estos agro-ecosistemas, que pese a la creencia de que solo se cultiva café, plátano y yuca, las cuales producen un beneficio cultural y económico a la comunidad, también existen otras especies que están representadas en categorías como medicina, alimento, madera, leña, forraje, artesanías, entre otras.

En palabras de sus autores, esta diversificación de categorías etnobotánicas permite reconocer que los sistemas son mucho más complejos de lo que se suele pensar, y que, además, permiten salvaguardar especies que posiblemente puedan encontrarse amenazadas o que puedan ponerse en riesgo. “Casos como el de la Cattleya trianae, lo que se conoce comúnmente como el mayo, nuestra flor nacional, se puede encontrar en los jardines, cafetales, zonas periféricas hacia los bosques, entre otros; lo que implica que siendo el sur del Huila  el centro de diversificación de esta especie, se puede mantener en ecosistemas abiertos en donde hay una interacción con su ecosistema nativo natural, y esto hace que se pueda prolongar la vida de nuestra especie y que no tienda a desaparecer como ha ocurrido con otras”.

Por último, el Huila es rico en pisos térmicos, en biodiversidad  y eso se evidencia al recorrer el departamento de norte a sur, donde se encuentran páramos en las zonas más altas, bosques secos muy espinosos, bosques andinos y bosques con corrientes amazónicas, “a pesar de esto, la información es incipiente, lo que implica la necesidad de esfuerzos  que reconozcan el territorio no solo a nivel botánico, sino etnobotánico, en donde se pueda contar la forma en que lo manejan y generan políticas para su aprovechamiento las personas que viven alrededor de estos ecosistemas.

Este catálogo le apuesta a reconocer cómo desde una comunidad en donde se generan relaciones fuertes de importancias culturales con sus especies, puede ser un motor para impulsar el reconocimiento desde los círculos familiares y comunitarios, la importancia y el rol que están teniendo las especies para la conservación de los ecosistemas.

Nota: El libro se encuentra disponible en la Editorial Universidad Surcolombiana, a través del correo editorialusco@usco.edu.co

 

 

 

Fotografías por: Jeison Herley Rosero Toro

Créditos: Yesenia Polanía Pascuas, Editorial Universidad Surcolombiana




Pin It on Pinterest