Search
jueves 21 noviembre 2019
  • :
  • :

Estudios genéticos en pacientes con esquizofrenia: el camino hacia un tratamiento personalizado

Por: Redacción Desde La U

Un grupo de científicos de la Universidad Surcolombiana desarrolla una investigación con la cual se espera mejorar las condiciones de salud de pacientes con enfermedades mentales crónicas, a través del estudio de sus genes. Se espera que estos hallazgos genéticos redunden en tratamientos personalizados y eficaces.

Doctor Henrry Ostos Alfonso, director de la investigación.

Un grupo interdisciplinario de la Facultad de Salud de la Universidad Surcolombiana, conformado por Henrry Ostos Alfonso, genetista; Lina María Sánchez Piedrahita, psiquiatra; y Jenrry Javier Gutiérrez, genetista de poblaciones y enfermedades complejas, desarrolla una investigación mediante la cual, luego de estudios  genéticos en esta población, se pueda determinar el tipo de tratamiento específico que requiere el paciente para tratar su enfermedad e incluso prevenir sus efectos.

¿Cómo se desarrolla?

Según el doctor Ostos, en las enfermedades mentales influyen factores genéticos y medioambientales. Entre los últimos, pueden ejercer influencia las situaciones de violencia, o traumas de distinta índole, que activan la manifestación de cuadros clínicos especiales de enfermedades mentales. “Esta situación nos lleva a una pregunta: qué puede llevar a que un microambiente afecte factores moleculares de una persona”, señala el doctor Ostos.

En este sentido, en una población de mínimo 400 personas que padecen de esquizofrenia y otras enfermedades mentales como la depresión, o enfermedades bipolares, se busca estudiar una serie de 100 genes, por persona. “De esta manera, esperamos hacer una comparación entre los hallazgos de biología molecular (cambios y mutación que hay en los genes) con la expresión de cuadros esquizofrénicos”, señaló el científico y resaltó la importancia de contar con la Unidad Mental del Hospital Universitario Hernando Moncaleano y con el apoyo de la doctora Lina María Sánchez.

Según la Organización Mundial de la Salud, la esquizofrenia es una enfermedad mental cuya frecuencia está estimada, a nivel mundial, entre el uno por ciento y el 1,5 por ciento de la población. Si en el Huila son aproximadamente un millón y medio de personas, se estaría hablando de 1500 personas con este tipo de enfermedades. “Lo que pasa es que acá vemos el problema y volteamos a mirar a otro lado. El paciente no existe, o me cambio de calle para no cruzarme con él, o si no le sirve esta droga le doy otra, o le damos 10 drogas para ver cuál le sirve, pero no se está mirando a la persona como un ser humano que merece todo el respeto”, dice el doctor Ostos y a su vez señala otro factor que ha motivado esta investigación. Se trata del aumento de una población con este tipo de enfermedades: los habitantes de calle.

Según el programa “Habitante de Calle” de la Alcaldía de Neiva, al corte del 30 de abril de este año ya son 285 habitantes de calle en la base de datos del programa. Los problemas mentales que presenta esta población la ha llevado a manifestarse de forma violenta contra los transeúntes. Al respecto, la coordinadora del Programa se ha manifestado en diversos medios de comunicación locales: “hemos encontrado mucho deterioro mental, situación crónica resultado del consumo de sustancias alucinógenas, lo cual genera unas consecuencias; ya no se advierte al habitante de calle pasivo, ese que recibía la compasión de la comunidad, la cual le daba su platico de comida; ahora encontramos agresividad”.

Impactos de investigación

Cuando los hallazgos se vayan conociendo y publicando, afirma el doctor Ostos, estos tendrán un impacto global porque se irá entendiendo cómo son las variaciones de los genes, de la muestra estudiada, en sus medios ambientes. “Entonces en poblaciones similares uno busca tales mutaciones, o tales variantes, las cuales serán las más útiles para el paciente. De esta manera, a cada persona que presente alguna de estas enfermedades se le hará un estudio que podrá determinar un tratamiento o medicamento específico, dependiendo de su particularidad sintomática. Esto es algo espectacular, que ya lo hemos hecho: manejar un laboratorio de alta tecnología para hacer diagnóstico y después ir al primer nivel de prevención”, afirmó el científico y recordó una experiencia similar, cuando se determinó el uso del ácido fólico para mujeres embarazadas; se estudió la enfermedad y luego el uso de este ácido se convirtió en política de salud pública, lo cual también llegó a la esfera nacional, por mediación de la  Sociedad Colombiana de Genética.

El proyecto tiene un tiempo estimado de dos años. Un primer año para consolidar los pacientes, las variables, conseguir la tecnología, estandarizarla y empezar a tomar las muestras. Será financiado por Colciencias y por regalías. En este momento ya sorteó todas las instancias pertinentes en la Gobernación del Huila. Su costo calculado es de dos mil millones de pesos. En los próximos meses se espera la llegada de unos equipos, los cuales también servirán para el estudio de otras enfermedades como epilepsia. En ese, y otros casos, se desarrollaría la misma estrategia: se buscan genes específicos para que el neurólogo pueda tener más datos concretos sobre el paciente y de esa manera tratarlo.

Lea todas las noticias del periódico Desde la U:

 




Pin It on Pinterest