Search
sábado 20 julio 2019
  • :
  • :

Cabildo Indígena de la Usco, más de 10 años tejiendo caminos

CIUSCO es el nombre del Cabildo Indígena de la Universidad Surcolombiana. Lo conforman estudiantes indígenas de seis pueblos del sur de Colombia: Yanacona, Nasa, Misak, Kichwa, Pijao e Inga. Su primer antecedente data del año 2006, pero desde el 2014 se ha consolidado en pos de fortalecer sus culturas ancestrales y tender puentes entre estas y el conocimiento occidental al interior de la Universidad y en sus territorios.

Por: Juan Guillermo Soto Medina

En Colombia la educación es un derecho fundamental. Pero para el caso de las comunidades étnicas, según el artículo 68 de la Constitución Política de Colombia, este derecho incluye que esa educación respete y desarrolle la identidad cultural de cada pueblo. Estos mandatos constitucionales, ante la inoperancia del Estado y sus Instituciones, suelen demandar un mayor compromiso y trabajo arduo de las bases sociales involucradas. Es el caso de los cabildos indígenas universitarios, los cuales existen en todas las universidades públicas del país precisamente para servir de apoyo a los estudiantes indígenas en su paso por la universidad y garantizar que este se haga en el marco del respeto y la conservación de sus culturas.

En este sentido, existe una política nacional de la Red de Cabildos Indígenas Universitarios, REDCIU, que contiene tres pilares fundamentales a desarrollar en cada cabildo: ingreso, permanencia y retorno: garantizar que los cupos especiales para comunidades indígenas se destinen para ellos; adaptarse al nuevo territorio universitario y, con paciencia,  construir un puente entre sus conocimientos ancestrales y el occidental; graduarse y retornar a sus territorios siendo, aún, indígena. Estos tres momentos definen los tres ejes principales de todo cabildo indígena universitario en Colombia; la aplicación de estos también ha sido una tarea que ha venido desarrollando CIUSCO, desde sus orígenes.

Orígenes de Ciusco

Según Dubán Andrés Quintero Pete, perteneciente al resguardo indígena Río Negro y estudiante de octavo semestre de medicina, el primer antecedente del Cabildo en la Usco fue en el año 2006; este, inició con seis estudiantes de los pueblos Misak y Nasa. Por la poca cantidad de estudiantes indígenas que había en la Usco, el cabildo no tomó mucha fuerza, los integrantes tuvieron problemas económicos y académicos y retornaron a sus territorios. “Luego volvimos en el año 2013 y 2014, con el acompañamiento de la Red de Cabildos Indígenas de Colombia y del Consejo Regional Indígena del Huila, CRIUH. Ellos nos apoyaron con los bastones de mando y la posesión del Cabildo en la Universidad, a través del comité interinstitucional que existe entre el CRIUH, la USCO y el Cabildo”, asegura Quintero y agrega que al comienzo fue duro el proceso porque eran pocos y porque la administración y las instancias de la Universidad, ante las cuales hacían gestión, eran muy apáticas.

Sin embargo, poco a poco el Cabildo se fue armonizando y comenzó a trabajar en los tres ejes mencionados, sobre todo en el primer aspecto: ingreso. Según la actual gobernadora del Cabildo CIUSCO, Carmenza Pamo Sánchez, originaria del pueblo Pijao y estudiante de Contaduría, durante los años en los que se reactiva el Cabildo el tema que más preocupaba era el del ingreso de los indígenas a la Universidad Surcolombiana, “pues había corrupción en los avales para el ingreso de nuestros estudiantes: personas que no eran indígenas estaban comprando avales para poder ingresar. Desde luego esto le quitaba la oportunidad de entrar a la Universidad a personas que sí eran indígenas. Empezamos a hacer una verificación en el proceso, con el CRIUH, y sí, se encontraron fallas y se tomaron las medidas”.

Los ajustes al tema del ingreso permitieron que llegaran más estudiantes indígenas a la  Surcolombiana; hoy ya hay 50 en el Cabildo, lo cual comenzó a darle fuerza. Entonces cobró relevancia el tema de la permanencia. “El objetivo del cabildo también es darle a entender a los compañeros indígenas, cuando llegan a la universidad, que somos más y que somos una familia que los acoge. La idea es construir universidad y preservar nuestras costumbres en conjunto”, afirmó la Gobernadora.

Permanecer

Sorteados  los obstáculos en el camino al ingreso a la Universidad, uno de los retos que tienen que afrontar los estudiantes indígenas es el de la permanencia. Mantenerse bajo las lógicas estructurales de las instituciones. La mayoría de ellos viene de territorios donde se conciben otras formas de aprender, por ejemplo, asegura la gobernadora Carmenza Pamo, categorías pedagógicas como el silencio, “las cuales son utilizadas por nuestros mayores para aprender, formas diferentes de hacer análisis, sujetas a mecanismos prácticos, pocos discursivos. También las escuelas indígenas cuentan con baja capacitación a los docentes y abandono estatal, es por ello que los niños y jóvenes indígenas son formados con una desventaja notoria con relación a los conocimientos estandarizados que validan la entrada a los planteles universitarios”.

Permanecer en la universidad, entonces, representa un doble reto: adaptarse al pensamiento occidental pero también garantizar que en su paso por la universidad se conserve su cosmovisión.  En función de estos derroteros, y en vista de que el Cabildo ha venido creciendo, se han fortalecido las tulpas al interior del Cabildo. Una tulpa es una instancia desde la cual se coordina y desarrolla una actividad determinada. En el caso de CIUSCO existen 5 tulpas en: danza, música, tejido, deportes, gestión.

Precisamente el pasado 12 de mayo la tulpa de danza tuvo la visita de Karen Chávez, profesora de danza y miembro de la comunidad Nasa, quien vino desde Popayán para dar un taller a los estudiantes indígenas de la Usco. Para ella, “la danza es muy importante porque nos conecta con nuestros ancestros, con lo que somos, y nos ayuda a estar en comunidad. Eso hace la danza, integrarnos, en el presente con nuestros compañeros y en el pasado con nuestros ancestros, con el ritmo que siempre hemos llevado en nuestra sangre a través de la música. Son saberes ancestrales que tenemos que seguir fortaleciendo”.

En cualquier reunión, encuentro de palabras o conversatorio, siempre está presente el tejido, asegura Cristian Arley, Oca, estudiante de Ingeniería de Sofware y coordinador de la tulpa de tejido, “el uma, que es de nuestra madre, y el tay, que es del padre. Al tejer vamos plasmando nuestros pensamientos en el tejido. Nuestros mayores siempre nos han narrado a través del tejido”, afirma el estudiante y agrega que por lo pronto siguen en gestión ante Extensión Cultural para conseguir los materiales y recursos para comprar estos en sus territorios.

Cada una de las tulpas contribuye al fortalecimiento del Cabildo, de su cultura, identidad y de sus territorios. Esto, a su vez, contribuye con el proceso de retorno de los indígenas a sus comunidades, de tal forma que el estudiante llegue como indígena a la universidad y se gradúe como indígena. Que no pierda su identidad.

Retorno

“Desde la cosmovisión de nuestros territorios, siempre se dice que nosotros volvemos a donde ha sido enterrado nuestro ombligo”, sentencia la gobernadora de CIUSCO. Según lo que han diagnosticado los estudiantes del Cabildo, se ha advertido que la formación que imparte la universidad no tiene un enfoque encausado a que los estudiantes retornen a solucionar las problemáticas de sus territorios, entre las cuales cabe destacar la migración de la juventud hacia la urbanidad; la pérdida de la identidad, el desplazamiento producto de proyectos mineroenergéticos y en este contexto del pos acuerdo, las amenazas  y asesinatos a muchos de sus líderes.

Sin embargo, estudiantes como Lina Yorely Macías Alvear, del cabildo indígena Yanacona, tienen muy claro sus propósitos como profesional de la psicología. Actualmente está culminando su práctica profesional en la comunidad a la cual pertenece. Después de que empezó  su práctica fue nombrada gobernadora de su resguardo. La posesión de su cargo será el 21 de Junio (por esos días también será la posesión de los nuevos representantes del Cabildo CIUSCO, la cual se hará en el territorio de los Misak: Silvia Cauca).

Desde su ingreso a la Usco, Lina Yorely tiene clara la importancia del retorno a sus territorios “no solamente para llevar un conocimiento occidental aprendido en la universidad, sino para articular esos conocimientos que hay en la comunidad con la profesión, cómo la psicología influye en la comunidad y viceversa. Ese es el trabajo y meta que me he puesto: a través de lo que he aprendido con la psicología, desde lo convencional, poder llegar y hacer un análisis en la comunidad no para estigmatizarla sino para poder decir que en la comunidad hay cosas que son más fuertes, como el tema de la espiritualidad, la cual, en varios aspectos, desde la psicología y la ciencia, a veces se encasilla en el campo de la enfermedad”.

Retos de CIUSCO

Desde su existencia, el Cabildo viene asumiendo varios retos: el primero consiste en adaptarse a un universo de sentidos que difiere en varios aspectos con sus lugares de origen y sus culturas. En dicho proceso se topan a veces, en el aula de clase, con el desconocimiento frente a sus culturas y saberes ancestrales. Incluso hay profesores y estudiantes que, por desconocimiento, con sus discursos y actos llegan a ser ofensivos. Esto demanda una labor pedagógica que debe involucrar a toda la comunidad universitaria en pro del conocimiento de estas culturas ancestrales.

Hay otros dos retos relevantes: la aceptación de sus lenguas nativas como primera lengua y el español como segunda. Este tema tiene varias aristas: muchos estudiantes indígenas, en su proceso de educación propia en sus comunidades, no han tenido formación en inglés. Si bien muchos de ellos ya son bilingües, el aprendizaje obligatorio del inglés se convierte en una pesadilla para muchos. No todos los estudiantes indígenas conservan sus lenguas. Solo el pueblo Nasa y el Misak manejan sus lenguas. Sin embargo, la mayoría de los que conforman el cabildo son Nasa. No se trata entonces de hacerle el quite al aprendizaje del inglés sino de reconocer sus lenguas maternas y el esfuerzo que para muchos demanda el estudio de una carrera, a través de una segunda lengua que es el español, cuyos contenidos pasan por lenguajes técnicos.

Al respecto, el ex rector (e) de la Universidad Surcolombiana, Hipólito Camacho Coy, aseguró que la lengua nativa como primera lengua y el español como segunda, para estudiantes indígenas, ya es un tema recién aprobado; “se aprobó en el Consejo Académico del 14 de Mayo. Pero no para todos, solo para aquellos que tengan una lengua nativa indígena, porque algunos no la tienen. Para quienes no la tengan aplica el aprendizaje del inglés. Pero para quienes demuestren que manejan una lengua nativa, para ellos el español aplicará como segunda lengua. Eso ya está aprobado y su aplicación es inmediata. Entonces, si hay una persona que se quiere graduar ahora, en Julio, aplica para ellos este acuerdo”.

Son muchos los retos del Cabildo CIUSCO, como la rebaja en el pago de sus matrículas y la puesta en marcha de las diferentes actividades que tienen desde las tulpas. Entre todos ellos, la gobernadora Carmenza Pamo resalta la importancia de estar organizados, que sus compañeros indígenas conozcan su realidad, que no se desconecten de sus territorios y que en la formación que tengan en sus carreras no pierdan de vista las necesidades de sus pueblos, para que al graduarse sepan cómo aportar a sus comunidades, cómo ejercer su rol como profesional indígena.

Entrega del basto por parte del Mayor espiritual al comisario, del pueblo Nasa.




Pin It on Pinterest